¿Jugar ajedrez para adelgazar? La Ciencia te lo explica ¡Hasta 6.000 calorías!

¿Y si te dijeran que puedes quemar grasa simplemente jugando al ajedrez?

Un estudio científico midió un consumo de 560 calorías en una partida de dos horas, el mismo gasto calórico que Roger Federer jugando al tenis una hora.


El ajedrez está considerado un deporte olímpico y aunque, no lo creas, requiere una preparación similar a la de cualquier otro atleta del élite. Es habitual menospreciar al ajedrecista dentro de la categoría de deportista pero la importancia de la preparación física de un maestro del ajedrez es tal, que varios jugadores no prescinden de preparadores físicos, e incluso se internan en centros de alto rendimiento jornadas antes de un campeonato. De hecho, la importancia del entrenamiento según los expertos cobra más peso que en otras disciplinas olímpicas como por ejemplo el tiro olímpico.


La mayoría de las personas creen que un intenso ejercicio físico, acompañado de una dieta estrictamente saludable es la única forma de “quemar calorías” y, por tanto, la vía más rápida para perder peso. Pero ¿Y si te dijeran que puedes quemar grasa simplemente jugando al ajedrez?


6.000 calorías diarias


Un jugador de ajedrez puede llegar a quemar 6.000 calorías diarias durante un torneo, el triple que una persona promedio en su actividad cotidiana. La razón es que aumentan la presión sanguínea y la frecuencia respiratoria –que llega hasta a triplicarse– así como las contracciones de algunos músculos. Esos jugadores realizan un ejercicio similar al de algunos atletas, llegando a perder casi un kilo diario de peso; de hecho muchos cuentan con un preparador físico en el equipo. Karpov perdió 10 kilos en 1984 defendiendo el título de Campeón del Mundo de ajedrez y cuando salió de allí decían de su aspecto que «parecía la muerte andante». Al ruso Antipov le midieron un consumo de 560 calorías durante una partida de dos horas, más o menos lo mismo que quema Federer en una hora jugando al tenis. En 2004, el ganador uzbeko Rustam Kasimdzhanov se alejó del campeonato mundial al haber perdido casi ocho kilos.


¿Cómo es esto posible?. La ciencia tiene la respuesta. Los grandes maestros en competición están sometidos a un constante torrente de estrés mental. Ese estrés hace que sus ritmos cardíacos aumenten, lo que obliga a sus cuerpos a producir más energía para, a su vez, producir más oxígeno.


“Es un círculo vicioso y destructivo”, explicaron los científicos Marcus Raichle y Philip Cryer, de la Universidad de Washington en St. Louis, en una entrevista con el canal deportivo ESPN.


Un jugador de ajedrez puede quemar hasta 6.000 calorías en un día de torneo, tres veces más de lo que una persona promedio consume en un día, indicó el investigador Robert Sapolsky, de la Universidad de Stanford. “El estrés de los grandes maestros al ajedrez están a la par con el que experimentan los atletas de élite”, aseguró en el mismo reportaje.



Dieta y duro entrenamiento

La frecuencia respiratoria de los ajedrecistas se triplica durante la competición, la presión arterial y las contracciones musculares se elevan antes, durante y después. Todo esto es lo que lleva a registrar una pérdida de peso promedio de casi un kilo al día, o alrededor de cuatro y cinco kilos y medio en el transcurso de un torneo de 10 días, donde cada gran maestro podría llegar a jugar cinco o seis veces.


Además del estrés, hay otros dos factores que influyen en la pérdida de peso: los campeones comen menos durante los torneos, simplemente porque no tienen el tiempo o el apetito, a lo que se suman los cambios en los patrones de sueño; los ajedrecistas suelen soñar mucho durante los torneos y se despiertan fatigados.


Para combatirlo todo, los grandes maestros de hoy en día han comenzado a incorporar estrictos regímenes de alimentación y acondicionamiento físico. Se preparan como si fueran a competir en un maratón. De esta forma, logran aumentar el suministro de oxígeno al cerebro durante los torneos, además de prevenir las caídas de los niveles de azúcar y mantener su energía.

Cuántas calorías quemas al pensar según la ciencia

De acuerdo a una investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), pensar demasiado quema 350 calorías al día. Afirman que “el cerebro humano representa el 20% del peso corporal y consume 20% de oxígeno y glucosa del organismo”.


El cerebro es el órgano que más energía consume, esto se mide por la cantidad de riego sanguíneo cerebral y se comprueba por medio de una resonancia magnética funcional y espectroscopia por resonancia magnética. Afirman que no es tanto a lo que nos dediquemos, sino la tarea intelectual que realicemos. No es lo mismo que estemos pensando qué vamos a cenar a resolver un problema o jugar al ajedrez, pues con este último, la concentración es máxima y se activa una zona del cerebro que gasta las calorías.


Por su parte, Ignacio Morón, profesor de la Universidad de Granada e investigador del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC), afirma, “una hora de trabajo intelectual intenso, consume prácticamente la misma energía que una hora de trabajo físico”.





88 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo