top of page

Magnus Carlsen: el Messi del ajedrez mundial que un día dijo basta

El noruego multicampeón que domina la escena del ajedrez desde hace más de una década decidió no defender el título del mundo que ostenta desde el 2013. Caído el rey, habrá sucesión en 2023.

¿Se puede sostener un nivel superlativo de elite durante tantos años? ¿Se puede alcanzar la perfección de las ejecuciones de una computadora y reproducirlas como algo cotidiano? Magnus Carlsen es la respuesta. El noruego que se adueñó del sistema y las combinaciones para reinar en el mundo del ajedrez durante una década dijo basta.


Con apenas 32 años, el ajedrecista número uno absoluto del deporte desde su primer título ecuménico en 2013 realizó su último movimiento y el jaque está sobre el tablero, y lamentablemente, tiene destino de mate. Cansado de un formato de competencia que no lo motiva y sin rivales de peso a la vista, decidió no presentarse a defenr la corona en la modalidad clásica. Un Bobby Fischer contemporáneo.


Su tercera triple corona que alcanzó en Kazajistán (ganando en modalidades clásicas, rápidas y blitz) terminó de confirmar la idea que rondaba en su cabeza desde hace tiempo: su nivel extraterrestre y la falta de reinvención por parte de la Federación Internacional de Ajedrez fueron un combo demasiado difícil de desactivar.


Ahora, habrá carrera por la sucesión (posiblemente en abril) entre el ruso Ian Nepomniachtchi (ganador del Torneo de Candidatos) y su escolta, el chino Ding Liren. Así, el planeta conoceá otro apellido en la cima de su ranking, tras los diez años consecutivos de Carlsen con sus cinco defensas de título exitosas. A esa vitrina dorada hay que sumar sus cuatro Campeonatos Mundiales de Rápidas y sus seis de Blitz.


Su vida deportiva es digna de los grandes y los récords así lo indican: se convirtió en Gran Maestro a los 13 años. En el 2010 alcanzó la primera posición de la clasificación mundial de la Federación Internacional de Ajedrez. Es el segundo jugador más joven en superar los 2800 puntos Elo,y el más joven en lograr el puesto de número uno del mundo al conseguirlo a la edad de 19 años y un mes.? En la lista de abril de 2014, Carlsen alcanzó por primera vez los 2882 puntos Elo, la cifra más alta de todos los tiempos, superando los 2851 que obtuvo Kaspárov en julio de 1999.


Dominando la escena durante diez años y con grandes chances de reinar hasta que su cabeza lo quiera, el noruego anunció que no irá a revalidar el título una vez más, emulando al gran Boby Fischer, que en 1975 se ausentó tras conseguir el campeonato de 1972. El bostezo de lo que vendrá será todo de las autoridades de la FIDE, los culpables de no reinventar el deporte para poder disfrutar de su Messi algunos años más.

Por Amadeo Inzirillo



478 visualizaciones0 comentarios
bottom of page