Qué opina uno de los verdaderos ajedrecistas de Gambito de Dama

Gambito de Dama puso al ajedrez en primer plano y el campeón mundial Magnus Carlsen dio su opinión sobre la historia.


La serie de Netflix, Gambito de Dama puso al ajedrez en primer plano y muchas personas que no saben jugar pudieron conocerlo más de cerca. Cabe destacar que no es un deporte popular y despierta interés en un sector muy reducido del mundo, principalmente en personas que son extremadamente inteligentes ya que consiste en crear estrategias.


Según contaron los productores de la historia, que se lanzó en octubre del 2020, el personaje de Beth Harmon (Anya Taylor-Joy) está inspirado en el fallecido ajedrecista estadounidense Bobby Fischer. Pero es importante destacar que no es una biografía ni nada por el estilo, sino que tiene simplemente algunas particularidades parecidas.


Por la temática que toca la serie, sorprendió el nivel de popularidad que tuvo, llegando a estar entre los 10 títulos más vistos en más de 90 países. La historia está ambientada en la época de la Guerra Fría y narra la vida de Beth Harmon, entre sus 8 y 22 años, quien quiere ser la mejor ajedrecista del mundo mientras lucha contra una adicción.


Magnus Carlsen: ¿Qué opina sobre "Gambito de Dama"?

Algunas de las personas más consultadas sobre Gambito de Dama fueron los campeones de ajedrez, entre ellos Magnus Carlsen. El noruego de 31 años habló sobre cómo los productores trataron el juego y afirmó que le "encantó la serie", al punto que destacó que hay que terminar con el machismo que aún está muy instalado en este deporte.

Es cierto que no es común ver mujeres jugando al ajedrez y Carlsen explicó que la historia refleja muy bien la problemática de género que hay en la vida real. "No creo que las mujeres tengan una habilidad menos natural para ser grandes en el ajedrez en comparación con los hombres", explicó y agregó que Gambito de Dama tiene una visión feminista que hay que adaptar.


En este sentido, hizo un pedido a todos sus colegas: "Este es un problema que ha existido en el mundo del ajedrez durante mucho tiempo. Creo que definitivamente hay un gran trabajo por hacer. En general, las sociedades de ajedrez no han sido muy amables con las mujeres y las niñas a lo largo de los años".



Magnus Carlsen, quien se proclamó campeón mundial a los 22 años, expresó que es fundamental promover un "cambio cultural" y propuso que los torneos no distingan de género. “Me encanta el hecho de que una vez que Beth comenzó a tener resultados y quedó claro que tenía una gran habilidad no quedó mucho lugar para los ‘no creo que pueda ser buena porque es una mujer", finalizó.

0-0-0


305 visualizaciones0 comentarios