Víktor Korchnói: el ajedrecista que no se intimidó y derrotó al "Che" Guevara


El gran maestro de ajedrez Víktor Korchnói, 'Víktor el Terrible', siempre tuvo una relación atípica con el Partido Comunista de la Unión Soviética. Sin embargo, representó a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en varios torneos oficiales y juegos de exhibición que lo llevaron por todo el mundo. Uno de sus oponentes aficionados fue el argentino Ernesto 'Che' Guevara, a quien derrotó en tres ocasiones a pesar de que le recomendaron que le permitiera al líder marxista lograr al menos un empate o tablas.


Durante una exhibición simultanea en Cuba, en uno de los tableros estaba el líder revolucionario, que era un jugador aficionado desde corta edad y aprovechaba las visitas de los reconocidos jugadores soviéticos a Cuba para aprender más sobre la teoría y práctica del ajedrez.


Korchnói escribió en el prefacio de su libro "Mis mejores juegos" que antes de que se iniciara el juego de exhibición en Cuba un funcionario se acercó y le dijo al ajedrecista soviético que el "Che' Guevara amaba apasionadamente el ajedrez, pero era un jugador bastante débil, por lo que sería buena idea y haría bastante feliz al guerrillero argentino-cubano si empataban la partida. El gran maestro no pronunció ninguna palabra pero asintió con seriedad moviendo su cabeza.

A su regreso al hotel, cuando ya se había acabado la exhibición, el excampeón mundial de ajedrez Mijaíl Tal​, que también estaba de visita en la isla caribeña, le preguntó cómo había estado el evento. "Les gané a todos", fue la respuesta de Korchnói.


"¿También al 'Che' Guevara?", preguntó de vuelta Tal. Y la respuesta fue: "No tenía la menor idea de qué hacer contra la Catalana". Korchnói hacía referencia a una apertura de ajedrez que se caracteriza por tres movimientos y que es poco usada por los mejores jugadores. Él y Garry Kasparov fueron algunos de los que la usaron en ciertos enfrentamientos.


Esa no fue la única vez que el gran maestro derrotó al "Che" al ajedrez, fueron otros dos enfrentamientos a favor del soviético nacido en 1931 en la entonces ciudad de Leningrado (hoy San Petersburgo) y que en 1976 escapó del régimen comunista y se nacionalizó suizo en 1980.

Korchnói es considerado uno de los jugadores más fuertes que nunca pudo convertirse en Campeón Mundial de Ajedrez. Jugó tres partidas que podrían haberle dado ese título y estuvo en la cima del ajedrez mundial durante 30 años, ganando a todos los campeones mundiales desde Botvinnik hasta Kasparov.


Tuvo cuatro campeonatos de la URSS (1960, 1962, 1964 and 1970) y seis medallas de oro en las Olimpiadas de Ajedrez para la URSS. Su furiosa voluntad de ganar hizo que lo apodaran "Viktor el Terrible".


Su carrera por el campeonato mundial se vio truncada por la llegada del joven de "clase obrera" de los Urales que era el favorito del Kremlin: Anatoli Kárpov.


"En contraste conmigo, él representaba a la clase obrera y era obediente con las autoridades", publicó en su biografía "El ajedrez es mi vida y algo más". La final entre Kárpov y Korchnói fue transmitida en directo por la televisión nacional de la URSS. El joven de los Urales se impuso y poco después fue proclamado nuevo campeón del mundo.



Korchnói desertó pocos años después y llegó de nuevo a la final en Filipinas contra Kárpov. Un enfrentamiento recordado por ser uno de los más extraños, con acusaciones de trampa de lado y lado, incluido un parasicólogo para evitar el "influjo hipnotizador" de la mirada de Korchnói, gafas de sol, y dos yoguis (Dida y Dada) ataviados con unas túnicas color naranja, invitados por el desertor de la URSS que amedrentaron al médium.


En el tablero de ajedrez, Korchnói volvió a perder la oportunidad de coronarse campeón mundial.


La última batalla por el campeonato mundial entre Korchnói y Kárpov se dio en 1981 en Merano (Italia), donde el resultado fue aplastante a favor de joven de los Urales que con el tiempo se conoció como la "Masacre de Merano". Esa fue la última gran oportunidad para coronarse campeón mundial.


Korchnói se mantuvo activo en el ajedrez competitivo mucho tiempo después de que sus propios compañeros se retiraran. A los 80 años trabajaba cuatro horas al día y ganó el Campeonato Mundial Senior en 2006 y el Campeonato Suizo en 2009 y 2011.


Sufrió un derrame cerebral en 2012, pero se mantuvo indomable y volvió a jugar ajedrez competitivo en silla de ruedas antes de fallecer a la edad de 85 años.

vía Fernando Muñoz M


CURSO EL AJEDREZ COMO HERRAMIENTA PEDAGÓGICA Y DE UTILIDAD SOCIAL. CONVIERTETE EN PROFESOR DE AJEDREZ EDUCATIVO



106 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo